Don Álvaro de Luna: 65

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 65 de 106
Don Álvaro de Luna Antonio Gil y Zárate



ÁLVARO: ¡Cara Elvira! ¿Con que es cierto

que un pérfido arrebatarme
quiso tal tesoro? ¡Infame!....
Mas me olvidaba.... ¿Dó está?
¿Dónde se ha ocultado ya?
Dejad, dejad que derrame
su sangre vil.

ELVIRA: ¿Qué decís?
DESTÚÑIGA: ¿Qué delirio os enagena?
ÁLVARO: Aqui estaba?
DESTÚÑIGA: ¿Quién?
ÁLVARO: Villena
DESTÚÑIGA/ELVIRA: ¡Villena!
ÁLVARO: Si, ¿no lo oís?

¿Le habeis dejado escapar ?
¡Ah! Por aqui se ha marchado.
¡Maldicion! Está cerrado.
Esa puerta derribar
es fuerza.

DESTÚÑIGA: Mas....
ÁLVARO: Al momento.

¿Que huyó por ella no os digo?
Corred.... Horrible castigo
dar á su maldad intento.

(Los criados de don Alvaro echan la puerta abajo

y vanse por ella.)

DESTÚÑIGA: Pero, señor....
ÁLVARO: ¿Quién le pudo,

quién, introducir así?
Alguno me vende aqui,
alguno, si, no lo dudo.

ELVIRA: ¿Decís que Villena ha entrado?
ÁLVARO: Aqui al traidor encontré;

aquí con él batallé,
y muerte le hubiera dado;
mas llegaste y se salvó.

ELVIRA: Dejadle; y solo pensad

nuestra felicidad.
¿La habeis olvidado?

ÁLVARO: No;

que preparado el altar,



<<<
>>>