Don Álvaro de Luna: 81

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 81 de 106
Don Álvaro de Luna Antonio Gil y Zárate



PACHECO: Nobles somos, nuestras vidas

Queremos perder sin mancha ;
y si es preciso morir,
muramos por el monarca.
¡Por el monarca! ¿qué digo?
¿Adonde en Castilla se halla?
¿Hay rey en Castilla? No,
No le hay.

REY: ¡Marqués!
PACHECO: Me arrebata

el dolor... ¡Ah! Perdonadme:
un fiel vasallo es quien habla ,
y acaso le hace atrevido
la lealtad que el pecho abrasa.
Monarca tiene Castilla,
es verdad, de eterna fama,
grande, noble. generoso,
que todos por sabio ensalzan;
mas al amor de sus pueblos
hoy un pérfido le arranca.
En vano os buscan , señor:
do quier sus pasos ataja
La mano osada y funesta
que de ellos constante os guarda.
Cual nube que oculta el sol
don Alvaro se adelanta ,
y vuestros rayos divinos
de quien los contempla aparta.
¿ Qué mucho que con envidia
haga guerra á quien le iguala,
si aun siendo vos su señor,
vuestras glorias soberanas
le ofenden, y al mismo trono
lleva atrevido su planta?
¿ Os buscan, Solo á él se encuentra
el solo acude si os llaman.
Mandais, y nadie obedece
si el á la par no lo manda:
Y mientras todo en el reino
su cólera lo anonada ,
vuestras divinas bondades
a nadie, señor, alcanzan.
Para ser rey, la corona
ya solamente le falta;
Y ¿quién, sabe si ambicioso
se propone arrebatarla?

REY: ¡Arrebatarla! Primero

su muerte...

PACHECO: Si aun mucho tarda.

No será tiempo... Miradle,
miradle desde la infancia
unido a la suerte vuestra
como maléfica planta
que sembrara el mismo infierno
para ahogaros con sus ramas.
Si libre vivir quereis ,
Necesitais arrancarla



<<<
>>>