Don Álvaro de Luna: 94

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 94 de 106
Don Álvaro de Luna Antonio Gil y Zárate



deberé á la caridad.
Este anillo.
MORALES: Mucho mas

le aprecio que si me diera
su trono el rey.

ÁLVARO: Cuando muera

á don Juan le enseñarás;
que él solo decirte puede
la virtud que encierra en sí.

MORALES: Siendo vuestro, para mí

su valor á todo escede.

ÁLVARO: Al darte el último adios

tendraslo: guardarlo quiero
hasta mi instante postrero.

MORALES: ¡Ah! Entonces.... ¡Cielos!.... ;Las dos!


(Dan las dos en un relox de torre.)

ÁLVARO: ¿ Por qué te turba el sonido

de esa campana?

MORALES: Me advierte

que solo hasta vuestra muerte
falta un hora.

ÁLVARO: Prevenido

estoy: bien puede venir
cuando quiera.

MORALES: El rey mandó

que al dar las tres el reló
el verdugo os ha de herir.

ÁLVARO: Aqui es ley su voluntad.

Vuelve ese relox de arena:
contemplaré con serena
vista cual la eternidad
se va acercando.... Está bien.
Ahora algunos instantes
déjame solo.... Pero antes
que marche al suplicio, ven.

(Vase. Morales.)



<<<
>>>