Don Álvaro o La fuerza del sino: 19

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Escena octava
Pág. 19 de 50
Don Álvaro o La fuerza del sino - Segunda jornada


P. GUARDIÁN ¡Hola!... Hermano Melitón.

¡Hola!... despierte le digo;
de la iglesia abra el postigo.

H. MELITÓN (Dentro.) Pues qué, ¿ya las cinco son?...

(Sale bostezando.)
Apostaré a que no han dado. (Bosteza.)

P. GUARDIÁN La iglesia abra.
H. MELITÓN No es de día.
P. GUARDIÁN ¿Replica?... Por vida mía...
H. MELITÓN ¿Yo?... en mi vida he replicado.

Bien podía el penitente
hasta las cinco esperar;
difícil será encontrar
un pecador tan urgente.
(Vase y en seguida se oye descorrer
el cerrojo de la puerta de la
iglesia, y se la ve abrirse lentamente).

P. GUARDIÁN (Conduciendo a Leonor hacia la iglesia.)

Vamos al punto, vamos;
en la casa de Dios, hermana, entremos,
su nombre bendigamos,
en su misericordia confiemos.

FIN DE LA JORNADA SEGUNDA


<<<
>>>
Don Álvaro o La fuerza del sino del Duque de Rivas

Personas

Jornada primera - escena - I - II - III - IV - V - VI - VII - VIII

Jornada segunda - escena - I - II - III - IV - V - VI - VII - VIII

Jornada tercera - escena - I - II - III - IV - V - VI - VII - VIII - IX

Jornada cuarta - escena - I - II - III - IV - V - VI - VII - VIII

Jornada quinta - escena - I - II - III - IV - V - VI - VII - VIII- IX - X - Última