Don Álvaro o La fuerza del sino: 40

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Escena primera
Pág. 40 de 50
Don Álvaro o La fuerza del sino - Quinta jornada


H. MELITÓN Vamos, silencio y orden, que no están en ningún figón.


MUJER Padre, a mí, a mí.


VIEJO ¿Cuántas raciones quiere, Marica?...


COJO Ya le han dado tres, y no es regular...


H. MELITÓN Callen, y sean humildes, que me duele la cabeza.


MANCO Marica ha tomado tres raciones.


MUJER Y aún voy a tomar cuatro, que tengo seis chiquillos.


H. MELITÓN ¿Y porqué tiene seis chiquillos?... Sea su alma.


MUJER Porque me los ha dado Dios.


H. MELITÓN Si... Dios... Dios... No los tendría si se pasara las noches como yo, rezando el rosario, o dándose disciplina.


P. GUARDIÁN (Con gravedad.) ¡Hermano Melitón!... ¡Hermano Melitón!... ¡Válgame Dios!


H. MELITÓN Padre nuestro, si estos desesperados tienen una fecundidad que asombra.


COJO A mí, P. Melitón, que tengo ahí fuera a mi madre baldada.


H. MELITÓN ¡Hola!... ¿También ha venido hoy la bruja? Pues no nos falta nada.


P. GUARDIÁN ¡Hermano Melitón!


MUJER Mis cuatro raciones.


MANCO A mí antes.


VIEJO A mí.


TODOS A mí, a mí...


H. MELITÓN Váyanse enhoramala, y tengan modo... ¿A que les doy con el cucharón?...


P. GUARDIÁN Caridad, hermano, caridad, que son hijos de Dios.


H. MELITÓN (Sofocado) Tomen, y váyanse...


MUJER Cuando nos daba la guiropa el P. Rafael lo hacía con más modo y con más temor de Dios.


H. MELITÓN Pues llamen al P. Rafael... que no los puedo aguantar ni una semana.


VIEJO Hermano, ¿me quiere dar otro poco de bazofia?....


H. MELITÓN ¡Galopo!... ¿Bazofia llama a la gracia de Dios?


P. GUARDIÁN Caridad y paciencia, hermano Melitón; harto trabajo tienen los pobrecitos.


H. MELITÓN Quisiera yo ver a V. Rma. lidiar con ellos un día, y otro, y otro.


COJO El P. Rafael...


H. MELITÓN No me jeringuen con el P. Rafael... y... tomen las arrebañaduras

(Les reparte los restos del caldero, y lo echa a rodar de una patada.)
y a comerlo al sol.

MUJER Si el P. Rafael quisiera bajar a decirle los Evangelios a mi niño que tiene sisiones...


H. MELITÓN Tráigalo mañana, cuando salga a decir misa el P. Rafael.


COJO Si el P. Rafael quisiera venir a la villa, a curar a mi compañero, que se ha caído.


H. MELITÓN Ahora no es hora de ir a hacer milagros; por la mañanita, por la mañanita con la fresca.


MANCO Si el P. Rafael...
H. MELITÓN (Fuera de sí.) Ea, ea, fuera... al sol... ¡Cómo cunde la semilla de los perdidos! horrio... afuera.

(Los va echando con el cucharón y cierra la portería, volviendo luego muy sofocado y cansado donde está el Guardián).




<<<
>>>
Don Álvaro o La fuerza del sino del Duque de Rivas

Personas

Jornada primera - escena - I - II - III - IV - V - VI - VII - VIII

Jornada segunda - escena - I - II - III - IV - V - VI - VII - VIII

Jornada tercera - escena - I - II - III - IV - V - VI - VII - VIII - IX

Jornada cuarta - escena - I - II - III - IV - V - VI - VII - VIII

Jornada quinta - escena - I - II - III - IV - V - VI - VII - VIII- IX - X - Última