Don Álvaro o La fuerza del sino: 50

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Escena última
Pág. 50 de 50
Don Álvaro o La fuerza del sino - Quinta jornada


Hay un rato de silencio; los truenos resuenan más fuertes que nunca,
crecen los relámpagos, y se oye cantar a lo lejos el Miserere a la comunidad, que se acerca lentamente


VOZ DENTRO Aquí, aquí; ¡qué horror!

(DON ÁLVARO vuelve en sí, y luego huye hacia la montaña.
-Sale el P. GUARDIÁN con la comunidad, que queda asombrada.)

P. GUARDIÁN ¡Dios mío!...

¡Sangre derramada! ¡Cadáveres!...
¡La mujer penitente!

TODOS LOS FRAILES Una mujer!... ¡Cielos!


P. GUARDIÁN ¡Padre Rafael!
DON ÁLVARO (Desde un risco, con sonrisa diabólica, todo convulso, dice:)

Busca, imbécil, al P. Rafael...
Yo soy un enviado del infierno,
soy el demonio exterminador...
Huid, miserables.

TODOS ¡Jesús, Jesús!
DON ÁLVARO Infierno, abre tu boca y trágame.

Húndase el cielo, perezca la raza humana;
exterminio, destrucción...
(Sube a lo más alto del monte y se precipita.)

P. GUARDIÁN Y LOS FRAILES (Aterrados y en actitudes diversas.)

¡Misericordia,
Señor! ¡Misericordia!

Madrid, año de 1835



FIN DEL DRAMA


<<<
Don Álvaro o La fuerza del sino del Duque de Rivas

Personas

Jornada primera - escena - I - II - III - IV - V - VI - VII - VIII

Jornada segunda - escena - I - II - III - IV - V - VI - VII - VIII

Jornada tercera - escena - I - II - III - IV - V - VI - VII - VIII - IX

Jornada cuarta - escena - I - II - III - IV - V - VI - VII - VIII

Jornada quinta - escena - I - II - III - IV - V - VI - VII - VIII- IX - X - Última