El Aquiles: 115

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 115 de 122
El Aquiles Acto III Tirso de Molina


GARBÓN:

               Bravamente te han vestido.
               ¿Dónde compraste ese sayo,
               que tan al justo te vino?
               Ni tien costuras, ni pliegues,
               pardiez, que está bien tejido;
               de vidrio pensara que es,
               si hubiera sastres de vidrio.

NICANDRO:

               Donoso está el ignorante.

GARBÓN:

               Si, cual dicen, has venido
               a ser nuestro general,
               también yo tengo mi oficio.

AQUILES:

               Y ¿cuál es?

GARBÓN:

               Cabo de escuadra
               me ha de ser prometido
               el capitán que nos trujo
               por un hecho peregrino
               que me vio hacer en un pueblo,
               y merece estar escrito
               y aun guardarle en los archeros.

PALAMEDES:

               Mentecato, en los archivos.

GARBÓN:

               Eso de chivos es pulla.

AQUILES:

               Es tan donoso y sencillo,
               que el oirle me entretiene.

ULISES:

               Ya le conozco.

GARBÓN:

               Es mi amigo.

AQUILES:

               Hermosa coronación
               de muros; si guarnecidos
               de tales armas están,
               ¿quién no teme su presidio?


<<<
>>>