El Complejo de ratón: Papeles Sobreactuados

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda



Tal vez hayamos observado a gente que actúa como si el mundo se fuera a terminar y luego vemos que estaban enojados por una tontería. Todo debido a una sobreactuación, puede ser del jefe que gusta gritar y dar manotazos en su escritorio, puede ser el furioso señor que arma una escena apocalíptica por que alguien le ensució las vestiduras de su coche, también puede ser el ama de casa que le encanta armar un espectáculo cada vez que algo no le parece. En el fondo es sólo un estilo de aparentar ser inteligentes, por cierto, muy pocas veles logrado. Todas estas personas logran impresionar a alguien con su sus primeras actuaciones, después ni el bebé llora al verla gritar.


SOBREACTUACIÓN EN LA ADOLESCENCIA

El hombre nunca termina de madurar y hace lo que él cree que es el mejor camino para conseguir lo que quiere, no nos espantemos si nuestros hijos adolescentes hacen otro tanto. No se sienta incomprendido por sus hijos, lo que pasa es que ellos tienen que desenvolverse en un medio que para ellos es realmente hostil, y necesitan de todas las herramientas que se puedan echar mano. Una de esas herramientas es su dinero y sus símbolos. Si usted es un padre normal que ha ocultado todas sus penurias económicas a sus hijos, y gusta de utilizar frases como "mientras yo viva nunca te faltará nada...", o "tú no te preocupes, para eso tienes a tu padre...", entonces no se sorprenda de que sus hijos pronuncien frases superficiales y chocantes. La mayoría de las veces los muchachos no saben las consecuencias que pueden tener sus comentarios, lo hacen para jugar al causa-efecto, si usted platica a solas con ellos, uno por uno, sin prisas, explicándole cuál es la situación económica de la familia, se sorprenderá de lo bien que entienden, no cometa el error de explotar contra ellos enfrente de otras personas, pude crear un distanciamiento serio en las relaciones.

Complejo51.gif




Ir a Los comentarios