El Tratado de la Pintura: 088

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
El Tratado de la Pintura de Leonardo da Vinci
En esta transcripción se ha respetado la ortografía original.


§ LXXXIII.[editar]

De los reflejos duplicados y triplicados.

Los reflejos duplicados son mas fuertes que los simples; y las sombras interpuestas en los claros incidentes y los reflejos son poco sensibles. Por ejemplo: sea A el luminoso; A N, A S los rayos directos; S N las partes de un cuerpo iluminado; O E las iluminadas con reflejos; será el reflejo A N E reflejo simple; A N O, A S O reflejo duplicado. Llámase reflejo simple aquel que produce un cuerpo iluminado solo; y el duplicado es el que producen dos cuerpos iluminados y el simple. El reflejo E lo origina el cuerpo iluminado B D; el duplicado O se compone del iluminado B D y D R, y su sombra es muy poca por estar entre la luz incidente N y la refleja N O, S O. Figura V.


◄   § LXXXII.
§ LXXXIV.   ►