El amor brujo (libreto): Cuadro segundo

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

 Cuadro segundo
El amor brujo (libreto) Gregorio Martínez Sierra


Introducción

(Misteriosa cueva de la bruja)

Escena

Danza del fuego

Interludio

(Entra Candela y canta).

Canción del Fuego

Lo mismo que er fuego fatuo,
lo mismito es er queré.
Le juyes y te persigue,
le yamas y echa a corré.
¡Lo mismo que er fuego fatuo,
lo mismito es er queré!
Nace en las noches de agosto,
cuando aprieta la calor.
Va corriendo por los campos
en busca de un corasón…
¡Lo mismo que er fuego fatuo,
lo mismito es er queré!
¡Malhaya los ojos negros
que le alcanzaron a ver!
¡Malhaya er corasón triste
que en su yama quiso arder!
¡Lo mismo que er fuego fatuo
se desvanece er queré!

(Candela comienza a recitar el conjuro).

Conjuro para Reconquistar el Amor Perdido

¡Por Satanás! ¡Por Barrabás!
¡Quiero que er hombre que me ha orvidao
me venga a buscar!
¡Cabeza de toro,
ojos de león…!
¡Mi amor está lejos…
que escuche mi voz!
¡Que venga, que venga…!
¡Por Satanás! ¡Por Barrabás!
¡Quiero que er hombre que me quería
me venga a buscar!
¡Elena, Elena,
hija de rey y reina…!
Que no pueda parar
ni sosegar,
ni en cama acostao,
ni en silla sentao…
hasta que a mi poder
venga a parar!
¡Que venga, que venga…!
¡Por Satanás! ¡Por Barrabás!
¡Quiero que er hombre que me ha engañao
me venga a buscar!
Me asomé a la puerta
al salir er sol…
Un hombre vestío de colorao pasó…
Le he preguntao
y me ha contestao
que iba con los cordeles de los siete
ahorcaos…
Y yo le he dicho:
¡Que venga, que venga!
¡Pajarito blanco
que en er viento viene volando…!
¡Que venga, que venga!
¡Entro y convengo en el pacto!
¡Pa que venga! ¡Pa que venga! ¡Pa que venga!
¡Por Satanás! ¡Por Barrabás!
¡Quiero que er hombre que era mi vía
me venga a buscar!

Escena

(Al finalizar el sortilegio, llega el enamorado. Candela baila y canta)

Danza y Canción de la Bruja Fingida
(también conocida como Danza del juego de amor)

¡Tú eres aquél mal gitano
que una gitana quería…!
¡El querer que eya te daba,
tú no te lo merecías…!
¡Quién la había de decir
que con otra la vendías…!
¡No te acerques, no me mires,
que soy bruja consumá;
y er que se atreva a tocarme
la mano se abrasará!
¡Soy la voz de tu destino!
¡Soy er fuego en que te abrasas!
¡Soy er viento en que suspiras!
¡Soy la mar en que naufragas!

Final

(El toque de campanas anuncia un nuevo día y la reconciliación de los amantes)

¡Ya está despuntando er día!
¡Cantad, campanas, cantad!
¡que vuerve la gloria mía!


<<<