El amor médico: 003

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Escena I
Pág. 003 de 128
El amor médico Acto I Tirso de Molina


QUITERIA

Extraños
    humores en ti ha causado
ese enojo que condeno: 30
ya no tendrá nada bueno
porque no te ha visitado.
    Si ignora que en casa hay dama,
¿qué le culpas?


DOÑA JERÓNIMA

No lo creas;
que aunque abonarle deseas, 35
un mes de mesa y de cama
    en casa, viendo criadas,
escuderos, coche y silla
-si no es que se usa en Castilla
en las más autorizadas 40
    servirse los caballeros
de dueñas y de doncellas-,
sacado habrá ya por ellas
quién vive aquí.


QUITERIA

Forasteros
    más tratan de su negocio, 45
que de tantas menudencias.


DOÑA JERÓNIMA

¡Qué alegas de impertinencias!
La curiosidad es ocio
    de obligación en discretos;
que nunca están los cuidados 50
en ellos tan ocupados
que perjudiquen respetos
    hijos de la cortesía,
y más en casas extrañas.
Porque veas que te engañas, 55
anoche a la celosía
    del patio le vi bajar;
y para que no tuviese
disculpas, porque me oyese,
dije en voz alta: «Aguilar, 60
    ¿dónde dejáis a mi hermano?»
Y respondióme: «Señora,
iba a la Alameda agora.»
Entonces él, cortesano,
    quitó a la reja el sombrero, 65
sin extrañar el oírme.
¿Osarás ahora decirme
que no peca de grosero
    quien, sin hacer novedad
de escuchar que en casa había 70
hermana, la suponía?


El amor médico de Tirso de Molina

Personas - Acto I - Acto II - Acto III