El amor médico: 005

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Escena I
Pág. 005 de 128
El amor médico Acto I Tirso de Molina


DOÑA JERÓNIMA

Yo sigo el norte
    de mi inclinación, ¿qué quieres?
Mi señor se recreaba
de oírme, cuando estudiaba.
¿Siempre han de estar las mujeres 100
    sin pasar la raya estrecha
de la aguja y la almohadilla?
Celebre alguna Sevilla,
que en las ciencias aprovecha.
    De ordinario los vasallos 105
suelen imitar su rey
en las costumbres y ley;
si da en armas y en caballos,
    soldados y caballeros
son el sabio y ignorante, 110
enamorados si amante,
si ambicioso, lisonjeros.
    Dicen que en Indias hay gente
que porque a un cacique vieron
sin un diente, todos dieron 115
luego en sacarse otro diente.
    La reina Doña Isabel,
que a tanta hazaña dió fin,
empieza a estudiar latín,
y es su preceptora en él 120
    otra que por peregrina
no hay ingenio que no asombre,
tanto que olvidan su nombre
y la llaman la Latina.
    Por esto quiero imitalla. 125


QUITERIA

Haces bien; mas dese modo,
procura imitarla en todo,
por mujer y por vasalla:
    cásate, pues se casó.


El amor médico de Tirso de Molina

Personas - Acto I - Acto II - Acto III