El arte de amar

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta arte, sin embargo, aquí se enseñan amores fáciles, alegres, intrascendentes. La mujer no sabe resistir las llamas ni las certeras flechas de cupido, flechas que se cree que en el hombre penetran menos.

La belleza se da en el alma, no es los cosméticos que usan las feas para embellecerse, si quieren consejos sobre esto, en esta obra lo encontraran, cuantas cosas no resultan repulsivas al ver como se hacen, aunque los resultados embellezcan al organismo.

Te daré mis consejos, trata de reír, la belleza de una mujer se da en su alegría, su boca, su voz es primordial, no quiere penetrar en detalles pero quiere que sus alumnas sepan también como conquistar al hombre, que saque lo mejor de ella, sea sutil.

La mujer debe de dar a conocer sus encantos, dentro de varios centenares de hombres, habrá uno que quede cautivado. Miren al que mira, sonrían afectuosas al afectuosamente les sonríe.

“aquí doy fin a mis lecciones, confiesen con alegría ¡tuvimos a Nason por maestro!”

Como en el capitulo primero, da sus puntos de vista para el amor, como conseguirlo, pero aquí yace el cómo hacerlo personalmente, cuidándose a sí mismo, teniendo los gestos adecuados.