El asalto de Mastrique: 074

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 074 de 136
El asalto de Mastrique Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


DUQUE DE PARMA:

No hay, don Lope,
cosa en la guerra que no sea decente
al mismo General, si hacello importa.
Cuentan de un rey que caminaba un día
de invierno por lagunas y pantanos,
con los carros y máquinas de Marte,
y que le sobrevino escura noche;
los soldados entonces, que movían
los carros entre el lodo, comenzaron
a infamar a su rey con maldiciones,
mas él, entre la gente disfrazado,
ayudaba a las ruedas y decía:
«Decid del Rey, soldados; maldecilde,
mas no del que os ayuda a alzar los carros.
Dadme aqueste azadón a mí el primero.»

DON PEDRO:

Déjele vuestra Alteza: los soldados
le tomarán, que gustan de serville.

DUQUE DE PARMA:

Don Pedro, yo he de ser de los primeros.

DON LOPE:

No haga vuestra Alteza lo que dice,
que cavaremos todos de tal suerte
que podamos pasar a los antípodas
por las honduras que en la tierra hagamos.
(Cave el DUQUE; cave DON LOPE; caven todos.)

DUQUE DE PARMA:

Esto, don Lope, es justo a un justo príncipe.

DON LOPE:

Alto, cavemos, pese al diablo,
pariome a mí mi madre para esto.