El castigo del penseque: 106

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Escena XVI
Pág. 106 de 118
El castigo del penseque Acto III Tirso de Molina


CASIMIRO

Floro, mira si estoy loco.


FLORO

De cólera y sinrazón 765
lo estabas poco ha.


CASIMIRO

Perdón
le pido. En tiempo tan poco,
¿tal premio mi amor recibe?


FLORO

Aún no has llegado a saber
lo que dice.


CASIMIRO

Quiero ver 770
lo que mi condesa escribe.

(Lee para sí.)


DON RODRIGO

(Aparte.)
 
Si no sois, Clavela, vos
saludable contrayerba
contra la ponzoña acerba
destas desdichas, por Dios 775
que muero infelicemente.


CASIMIRO

(Acabando de leer.)
 
«Dando a mis cuidados fin,
a las doce en el jardín,
seré vuestra esposa.» Miente
quien dice que la mujer 780
es liviana, es inconstante;
que es bronce, mármol, diamante,
y más firme viene a ser.
Diana es la discreción,
la hermosura, la nobleza, 785
la gracia y la gentileza,
el donaire, la sazón...


FLORO

Señor, basta.


CASIMIRO

Otón leal,
mi estado es tuyo desde hoy;
tú eres el Conde, yo soy 790
mucho menos que tu igual.
Dame los brazos, los pies...
Pero todo aquesto es poco.
Dame...


FLORO

Señor, ¿estás loco?


CASIMIRO

¿No lo he de estar? ¿No lo ves? 795
Llegó mi ventura al fin.
Ven; que el amor me da priesa.


FLORO

¿Dónde?


CASIMIRO

A ver a mi condesa,
que me aguarda en el jardín.

(Vanse CASIMIRO y FLORO.)


<<<
>>>