El castigo sin venganza: 014

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 014 de 124
El castigo sin venganza Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


FEDERICO:

            Batín, ya sé que mi vicioso padre
            no pudo haber remedio que le cuadre
            como es el casamiento;
            pero, ¿no ha de sentir mi pensamiento
            haber vivido con tan loco engaño?
            Ya sé que al más altivo, al más extraño,
            le doma una mujer, y que delante
            de este león, el bravo, el arrogante
            se deja sujetar del primer niño,
            que con dulce cariño
            y media lengua, o muda o balbuciente,
            teniéndole en los brazos le consiente
            que le tome la barba.
            Ni rudo labrador la roja parva,
            como un casado la familia mira,
            y de todos los vicios se retira.
            Mas, ¿qué me importa a mí que se sosiegue
            mi padre, y que se niegue
            a los vicios pasados,
            si han de heredar sus hijos sus estados,
            y yo, escudero vil, traer en brazos
            algún león que me ha de hacer pedazos?

BATÍN:

            Señor, los hombres cuerdos y discretos,
            cuando se ven sujetos
            a males sin remedio
            poniendo a la paciencia de por medio,
            fingen contento, gusto y confianza.
            por no mostrar envidia y dar venganza.


El castigo sin venganza de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III