El castigo sin venganza: 042

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Escena II
Pág. 042 de 124
El castigo sin venganza Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


Salen CASANDRA y LUCRECIA
LUCRECIA:

            Con notable admiración
            me ha dejado vuestra alteza.

CASANDRA:

            No hay altezas con tristeza,
            y más si bajezas son.
            Más quisiera, y con razón,
            ser una ruda villana
            que me hallara la mañana
            al lado de un labrador,
            que desprecio de un señor
            en oro, púrpura y grana.
            ¡Pluguiera a Dios que naciera
            bajamente, pues hallara
            quien lo que soy estimara
            y a mi amor correspondiera!
            En aquella humilde esfera,
            como en las camas reales,
            se gozan contentos tales,
            que no los crece el valor,
            si los efectos de amor
            son en las noches iguales.


El castigo sin venganza de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III