El castigo sin venganza: 048

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 048 de 124
El castigo sin venganza Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


DUQUE:

            Así lo creo y siempre lo he creído;
            y esa obediencia, Federico, pago
            con estar de casarme arrepentido.

FEDERICO:

            Señor, porque no entiendas que yo hago
            sentimiento de cosa que es tan justa,
            y el amor que me muestras satisfago,
            sabré primero si mi prima gusta;
            y luego disponiendo mi obediencia
            pues lo contrario fuera cosa injusta,
            haré lo que me mandas.

DUQUE:

            Su licencia
            tengo firmada de su misma boca.

FEDERICO:

            Yo sé que hay novedad, de cierta ciencia,
            y que porque a servirle le provoca,
            el marqués en Ferrara se ha quedado.

DUQUE:

            Pues eso, Federico, ¿qué te toca?

FEDERICO:

            Al que se ha de casar le da cuidado
            el galán que ha servido y aún enojos;
            que es escribir sobre papel borrado.

DUQUE:

            Si andan los hombres a mirar antojos,
            encierren en castillos las mujeres
            desde que nacen, contra tantos ojos;
            que el más puro cristal, si verte quieres,
            se mancha del aliento; mas, ¿qué importa
            si del mirar escrupuloso eres?
            Pues luego que se limpia y se reporta,
            tan claro queda como estaba antes.


El castigo sin venganza de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III