El castigo sin venganza: 061

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 061 de 124
El castigo sin venganza Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


FEDERICO:

            El cazador con industria
            pone al pelícano indiano
            fuego alrededor del nido;
            y él, descendiendo de un árbol,
            para librar a sus hijos
            bate las alas turbado,
            con que más enciende el fuego
            que piensa que está matando.
            Finalmente se le queman,
            y sin alas, en el campo
            se deja coger, no viendo
            que era imposible volando.
            Mis pensamientos, que son
            hijos de mi amor, que guardo
            en el nido del silencio,
            se están, señora, abrasando.
            Bate las alas amor,
            y enciéndelos por librarlos.
            Crece el fuego, y él se quema.
            Tú me engañas, yo me abraso;
            tú me incitas, yo me pierdo;
            tú me animas, yo me espanto;
            tú me esfuerzas, yo me turbo;
            tú me libras, yo me enlazo;
            tú me llevas, yo me quedo;
            tú me enseñas, yo me atajo;
            porque es tanto mi peligro,
            que juzgo por menos daños,
            pues todos ha de ser morir,
            morir sufriendo y callando.
 
Vase FEDERICO


El castigo sin venganza de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III