El celoso prudente: 106

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Escena III
Pág. 106 de 153
El celoso prudente Acto III Tirso de Molina


Salen LISENA y DIANA
LISENA:

               Hoy se truecan los temores
               que te tienen con tristeza,
               Diana, en gustos mayores.
               Hoy han de llamarme alteza
               las dichas de mis amores.
               Hoy ha de envidiarme el mundo
               las glorias que en mi amor fundo
               y mi suerte venturosa
               me tiene de ver esposa
               del príncipe Sigismundo.
               La infanta me envía a llamar;
               vestida estoy de camino
               porque he de representar
               de un ingenio peregrino
               una traza singular.
               Que me parezco a Leonora
               piensa el rey; Gascón agora,
               en cochero convertido,
               a darme cuenta ha venido
               de esta industria enredadora.
               Mas si ya te lo he contado,
               ¿para qué te lo repito?
               Tú, hermana, el reino me has dado;
               en bronce la fama ha escrito
               el amor que me has mostrado.
               Tú has de reinar, que yo no;
               pues jamás el mundo vio
               hermana que tal hiciese
               ni a tal riesgo se pusiese
               cual tú, porque reine yo.
               ¿No celebras mis venturas?
               ¿No sientes el bien que siento?
               ¿Abrazarme no procuras?


El celoso prudente de Tirso de Molina

Personas - Acto I - Acto II - Acto III