El divino Orfeo: 02

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Auto Sacramental
Pág. 02 de 68
El divino Orfeo Pedro Calderón de la Barca


Suenan cajas destempladas y sordinas y cae despeñado ARISTEO, vestido de demonio galán.
ARISTEO

Fiera soberbia mía,
de quien dice la gran sabiduría
del espíritu alado
de Dios que es el caballo desbocado,
que bien tu afecto enseña
pues hasta los abismos me despeña,
¿qué tierra es la que piso?
Ni aun las sombras diviso
siendo mi vista aquella
que al salir examina estrella a estrella.
¿Qué pálidas tinieblas
el universo ocupan? Tristes nieblas
confunden su armonía,
criado el cielo, la tierra está vacía,
la densa sombra que encendí yo mismo
sobre la superficie del abismo.


El divino Orfeo de Calderón

memoria - Loa - Elenco - Auto