El divino Orfeo: 14

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 14 de 68
El divino Orfeo Pedro Calderón de la Barca


ORFEO

Tanto, esposa, me enamoras
cuando tu hermosura humillas
que con mi Amor y mi Gracia
has de tener compañía.
Bien ves que Gracia y Amor
son los dos que te apadrinan;
tanto a los dos estimé
que a estas montañas altivas
selvas de Amor y de Gracia
con sus nombres se apellidan.
Sube a mi cabaña. En ella
con las sombras te convida
la siesta; pasa el rigor
del sol, dulce esposa mía,
en mis brazos.

AMOR

Y es razón
porque la tierra que pisa
de ponzoñosas serpientes
poblada está y ser podría
que alguna disimulada
entre hermosas clavellinas
su cándido pie mordiese.

ORFEO

¿Tú, como Amor, desconfías?


El divino Orfeo de Calderón

memoria - Loa - Elenco - Auto