El divino Orfeo: 37

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 37 de 68
El divino Orfeo Pedro Calderón de la Barca


ARISTEO

Ausente en fin de mi patria
corrí con solicitudes
el orbe hasta que llegué
a estos campos, cuyas cumbres
coronadas de romeros,
de lirios y almoradujes
con pomos de plata y oro,
dan al sol que los produce
en braseros de esmeraldas
mil olorosos perfumes.
Aquí te vi y aquí hallé,
de escucharme no te turbes,
las causas de mis desdichas,
de mis penas e inquietudes,
pues te vi divina imagen
de un retrato a quien estuve
rendido, siendo tú sola
original, no lo dudes,
de esta copia, pues de ti
quiso Amor que se dibuje.


El divino Orfeo de Calderón

memoria - Loa - Elenco - Auto