El divino Orfeo: 43

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 43 de 68
El divino Orfeo Pedro Calderón de la Barca


ARISTEO

Oye, Eurídice bella.

EURÍDICE

Que te escuche no esperes.

ARISTEO

(Aparte.)
Cuanto de mí va huyendo
hacia la Gracia vuelve.

EURÍDICE

¡Gracia, de este pastor
me libra y me defiende!

GRACIA

Sí haré, porque has de hallarme
siempre que a mí vinieres,
que en la ocasión estuve
retirada, no ausente.

ALBEDRÍO

Mi señor Aristeo,
vuesa merced despeje,
porque aquestas zagalas
de ningún modo tienen
sarna, ni han menester
el azufre a que huele.
Despeje.


El divino Orfeo de Calderón

memoria - Loa - Elenco - Auto