El divino Orfeo: 45

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 45 de 68
El divino Orfeo Pedro Calderón de la Barca


ARISTEO

Las dos hacia mí vienen.
Este ramo copado
de cuyas hojas pende
la fruta, de quien es
el corazón la muerte,
con sus ramas me esconda
sirviendo de canceles.

ALBEDRÍO

¡Eurídice, señora!

EURÍDICE

Albedrío, ¿qué quieres?

ALBEDRÍO

¿Has visto árbol más bello
en cuantos reverdecen
al beber de la aurora
cuando lágrimas vierte
en copas de esmeralda,
carámbanos de nieve?

EURÍDICE

Por cierto el árbol es
hermoso.


El divino Orfeo de Calderón

memoria - Loa - Elenco - Auto