El esclavo de Roma: 002

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Acto I
Pág. 002 de 141
El esclavo de Roma Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


Salen ANDRONIO y FLORA.
ANDRONIO:

  Hoy me despido de ti,
hoy bajo del cielo al suelo,
Flora, para todos cielo,
Flora, infierno para mí.
  Y no porque desto arguya
mi sujeción, libertad,
si no es ir con libertad
irse por hacer la tuya.
  Mándasme que no te vea,
dura sentencia mortal
con que ha hecho que mi mal
igual al infierno sea,
  que más que su fuego siente
quien va al infierno, ¿sabes?,
a ver la pena de no poder
ver a Dios eternamente.
  Yo condenado en revista
a tu ausencia, Flora, siento
más que todo mi tormento,
el carecer de tu vista.
  Pluguiera a Dios que tus bríos,
tus desdenes, tus enojos,
como yo viera tus ojos,
martirizaran los míos.
  Viérate yo, Flora hermosa,
y hicieras en mí mil suertes,
que yo sufriera esas muertes,
por vida tan venturosa.
  Pero pues no puede ser
comencemos a partir,
que más quiero no vivir
que dejar de obedecer.