El galán fantasma: 039

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 039 de 174
El galán fantasma Jornada I Pedro Calderón de la Barca


OTAVIO:

Pues, ¿quién puede negallo?

DUQUE:

Yo, que razones y aun ejemplos hallo
contra aquese conceto.

LEONELO:

Di uno solo.

DUQUE:

Despreciado de Dafnes hable Apolo,
si estrella fuera amor, sin él viviera,
¿cómo del sol aborrecido fuera
de las estrellas soberano dueño?
Luego bien claro enseño
que amor no vive en ellas,
pues el sol se quejó de las estrellas.

LEONELO:

Y, en fin, di: ¿qué has pensado?

DUQUE:

No fiar de mi estrella mi cuidado,
sino de mi poder y el valor mío,
que ellos los polos son de mi albedrío.
Y así tengo ganada,
como el criado de Astolfo, una criada
de Julia, que ha de abrir aquesta puerta,
que para Astolfo suele estar abierta.
Y ya que es hora creo
de que la seña hurtada a mi deseo
haga seguro el paso
a este ardor, a este fuego en que me abraso.
(Da en la reja.)


El galán fantasma de Calderón

Personas - Jornada I - Jornada II - Jornada III