El galán fantasma: 156

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 156 de 174
El galán fantasma Jornada III Pedro Calderón de la Barca


CARLOS:

¿Candil?

CANDIL:

Señor.

CARLOS:

De verte aquí me espanto.

CANDIL:

También me espanto yo, tanto por tanto,
de entrar a este aposento.

CARLOS:

¿Cómo, loco, has tenido atrevimiento,
habiendo dicho yo que en él no entraras,
ni quien estaba en él examinaras?

CANDIL:

Solo que ahora me riñas me ha faltado.
Yo, aunque dél he salido, en él no he entrado,
porque no sé por dónde aquí he venido,
y no sé como he entrado ni he salido,
porque en aqueste instante, ¡pena brava!,
en el jardín de Julia, ¡ay Dios!, estaba,
y con trabajo siempre aqueste atajo;
porque, al fin, no hay atajo sin trabajo,
pues la vida me cuesta la venida.

CARLOS:

Y si lo dices, costará otra vida.


<<<
>>>