El gallardo español 1: 06

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 06 de 31
El gallardo español 1 Miguel de Cervantes


D. ALONSO

Don Fernando, ¿qué os parece?

D. FERNANDO

Que es el moro comedido
y valiente, y que merece
ser de Amor favorecido 230
en el trance que se ofrece.

D. ALONSO

Luego, ¿pensáis de salir?

D. FERNANDO

Bien se puede esto inferir
de su demanda y mi celo,
pues ya se sabe que suelo 235
a lo que es honra acudir.
Déme vuestra señoría
licencia, que es bien que salga
antes que se pase el día.

D. ALONSO

No es posible que ahora os valga 240
vuestra noble valentía.
No quiero que allá salgáis,
porque hallaréis, si miráis
a la soldadesca ley,
que obligado a vuestro rey 245
mucho más que a vos estáis.
En la guerra, usanza es vieja,
y aun ley casi principal
a toda razón aneja,
que por causa general 250
la particular se deja.
Porque no es suyo el soldado
que está en presidio encerrado
sino de aquél que le encierra,
y no ha de hacer otra guerra 255
sino a la que se ha obligado.
En ningún modo sois vuestro,
sino del rey, y en su nombre
sois mío, según lo muestro;
y yo no aventuro un hombre 260
que es de la guerra maestro
por la simple niñería
de una amorosa porfía;
don Fernando, esto es verdad.

D. FERNANDO

¡De estraña reguridad 265
usa vuestra señoría
conmigo! ¿Qué dirá el moro?


El gallardo español
Jornada primera - Jornada segunda - Jornada tercera