El gallardo español 1: 09

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 09 de 31
El gallardo español 1 Miguel de Cervantes


Echase a dormir, y sale al instante NACOR,
moro, con un turbante verde.


[NACOR]

Mahoma, ya que el Amor
en mis dichas no consiente,
muéstrame tú tu favor:
mira que soy tu pariente, 360
el infelice Nacor.
Jarife soy de tu casta,
y no me respeta el asta
de Amor que blande en mi pecho,
un blanco a sus tiros hecho, 365
do todas sus flechas gasta.
Y más, y no sé qué es esto,
que, con ser enamorado,
soy de tan bajo supuesto,
que no hay conejo acosado 370
más cobarde ni más presto.
Desto será buen testigo
el ver aquí mi enemigo
dormido, y no osar tocalle,
deseando de matalle 375
por venganza y por castigo.
Que esté celoso y con miedo,
por Alá, que es cosa nueva.
¿Llegaré, o estarme he quedo?
¿Cortaré en segura prueba 380
este gordïano enredo?
Que si éste quito delante,
podrá ser que vuelva amante
el pecho de Arlaxa ingrato.
Muérome porque no mato; 385
oso y tiemblo en un instante.

Entra el capitán GUZMAN, con espada y rodela

GUZMAN

¿Eres tú el desafiador
de don Fernando, por dicha?

NACOR

No tengo yo ese valor;
que el corazón con desdicha 390
es morada del temor.
Aquél es que está allí echado;
moro tan afortunado,
que Arlaxa le manda y mira.

GUZMAN

Paréceme que suspira. 395

NACOR

Sí hará, que está enamorado.

GUZMAN

¡Alimuzel!

ALIMUZEL

¿Quién me llama?


El gallardo español
Jornada primera - Jornada segunda - Jornada tercera