El gallardo español 1: 13

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 13 de 31
El gallardo español 1 Miguel de Cervantes


NACOR

Para mejor ocasión
te guarda, porque es cordura
prevenir a la intención
del que a su salvo procura 510
su gloria y tu perdición.
Ven, que a Arlaxa daré cuenta
de modo que diga y sienta
que eres vencedor osado,
pues si no sale el llamado, 515
en sí se queda la afrenta.
Cuanto más, que, cuando venga
el cerco desta ciudad,
que ya no hay quien le detenga,
podrás, a tu voluntad, 520
hacer lo que más convenga;
que entonces saldrá el cristiano,
si es arrogante y lozano,
al campo abierto, sin duda.

ALIMUZEL

Bien es, Nacor, que yo acuda 525
a tu consejo, que es sano.
Ven y vamos, pues podré,
en este cerco que dices,
cumplir lo que aquí falté;
mas mira que me autorices 530
con Arlaxa.

NACOR

Sí haré.
[Aparte] Sentirá Arlaxa la mengua
que tanto al cristiano amengua,
haciéndole della alarde;
vos quedaréis por cobarde, 535
o mal me andará la lengua.
 
Vanse. Salen DON ALONSO DE CORDOBA,
general de Orán, conde de Alcaudete,
y su hermano, DON MARTIN DE CORDOBA,
y DON FERNANDO DE SAAVEDRA.

CONDE

Señor don Martín, conviene
que vuesa merced acuda
a Mazalquivir, que tiene
necesidad de la ayuda 540
que vuestro esfuerzo contiene;
que allí acudirá primero
el enemigo ligero.
Mas, que venzáis no lo dudo;
que el cobarde está desnudo, 545
aunque se vista de acero.
En su muchedumbre estriba
aquesta mora canalla,
que así se nos muestra esquiva;
mas, cuando defensa halla, 550
se humilla, prostra y derriba.
Sus gustos, sus algazaras,
si bien en ello reparas,
son el canto del medroso;
calla el león animoso 555
entre las balas y jaras.


El gallardo español
Jornada primera - Jornada segunda - Jornada tercera