El gallardo español 2: 09

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 09 de 31
El gallardo español 2 Miguel de Cervantes


NACOR

Digo, señor, que entregaré sin duda 1375
la presa que he contado fácilmente
en el silencio de la noche muda
con muy poquito número de gente;
y, porque al hecho la verdad acuda,
las manos a un cordel daré obediente; 1380
dejaréme llevar, siendo yo guía
que os muestre el aduar antes del día.
Y sólo quiero desta rica presa,
por quien mi industria y mi traición trabaja,
un cuerpo que a mi alma tiene presa: 1385
quiero a la bella sin igual Arlaxa.
Por ella tengo tan infame empresa
por ilustre, por grande, y no por baja:
que, por reinar y por amor no hay culpa
que no tenga perdón y halle disculpa. 1390
No siento ni descubro otro camino,
para ser posesor de aquesta mora,
que hacer este amoroso desatino,
puesto que en él crueldad y traición mora.
Amola por la fuerza del destino, 1395
y, aunque mi alma su beldad adora,
quiérola cautivar para soltalla,
por si puedo moverla o obligalla.

CONDE

No estamos en sazón que nos permita
sacar de Orán un mínimo soldado; 1400
que el cerco que se espera solicita
que ponga en otras cosas mi cuidado.

NACOR

La vitoria en la palma traigo escrita;
en breves horas te daré acabado,
sin peligro, el negocio que he propuesto; 1405
si presto vamos, volveremos presto.

CONDE

Esta tarde os daré, Nacor, respuesta;
esperad hasta entonces.

NACOR

Soy contento.

Vase NACOR.

D. MARTIN

Empresa rica y sin peligro es ésta,
si cierta fuese.

GUZMAN

Yo por tal la cuento: 1410
hace la lengua al alma manifiesta.
Declarado ha Nacor su pensamiento
con tal demonstración, con tal afecto,
que, si vamos, el saco me prometo.


El gallardo español
Jornada primera - Jornada segunda - Jornada tercera