El gallardo español 2: 10

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 10 de 31
El gallardo español 2 Miguel de Cervantes


D. MARTIN

Cubre el traidor sus malas intenciones 1415
con rostro grave y ademán sincero,
y adorna su traición con las razones
de que se precia un pecho verdadero.
De un Sinón aprendieron mil Sinones,
y así, el que es general, al blando o fiero 1420
razonar del contrario no se rinde,
sin que primero la intención deslinde.

CONDE

Hermano, así se hará; no tengáis miedo
que yo me arroje o precipite en nada.
¿Hicistes ya las treguas con Robledo, 1425
y queda ante escribano confirmada?

D. MARTIN

Gran cólera tenéis, Guzmán.

GUZMAN

No puedo
tenerla en la ocasión más enfrenada.

CONDE

Podréis darle la rienda entre enemigos,
y es prudencia cogerla con amigos. 1430
Pues, Buitrago, ¿qué hacemos?

BUITRAGO

Aquí asisto,
procurando sacar de aqueste esparto
jugo de algún plus ultra, y no le he visto
siquiera de una tarja ni de un cuarto.
Así guardan la ley de Jesucristo 1435
aquéstos como yo cuando estoy harto,
que no me acuerdo si hay cielo ni tierra;
sólo a mi vientre acudo y a la guerra.

MARGARITA

Pide limosna en modo este soldado,
que parece que grita o que reniega, 1440
y yo estoy en España acostumbrado
a darla a quien por Dios la pide y ruega.

BUITRAGO

Quiérosela pedir arrodillado;
veré si la concede o si la niega.

VOZMEDIANO

Ni tanto, ni tan poco.


El gallardo español
Jornada primera - Jornada segunda - Jornada tercera