El gallardo español 2: 25

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 25 de 31
El gallardo español 2 Miguel de Cervantes


Salen el conde y DON MARTIN
y BAIRAN, el renegado.

BAIRAN

Digo, señor, que la venida es cierta, 1875
y que este mar verás y esta ribera,
él de bajeles lleno, ella cubierta
de gente inumerable y vocinglera.
De Barbarroja el hijo se concierta
con Alabez y el Cuco, de manera 1880
que en su favor más moros dan y ofrecen
que en clara noche estrellas se parecen.
Los turcos son seis mil, y los leventes
siete mil, toda gente vencedora;
veinte y seis las galeras, suficientes 1885
a traer municiones de hora en hora.
Andan en pareceres diferentes
sobre cuál destas plazas se mejora
en fortaleza y sitio, y creo se ordena
de dar a San Miguel la buena estrena. 1890
Esto es, señor, lo que hay del campo moro,
y en Argel el armada queda a punto,
y Azán, el rey, guardando su decoro,
que es diligente, la traerá aquí al punto.

CONDE

De sus designios poco o nada ignoro, 1895
mas, por tu relación cuerda, barrunto
que a San Miguel el bárbaro amenaza,
como más flaca, aunque importante plaza.
Pero, puesto le tengo en tal reparo,
tales soldados dentro dél he puesto, 1900
que al bárbaro el ganarle será caro,
muy más que en su designio trae propuesto.
Idos a reposar, mi amigo caro,
y el agradecimiento y paga desto
esperadla de mí, con la ventaja 1905
que aquel merece que cual vos trabaja.

Vase BAIRAN.

¿No tarda ya Guzmán?

D. MARTIN

Las centinelas
le han descubierto ya.

CONDE

Venga en buen hora.

D. MARTIN

Su premio habrá Nacor de sus cautelas
cobrado, su adorada ingrata mora. 1910
¡Amor, como otro Marte nos desvelas;
furia y rigor en tus entrañas mora;
hasta las religiosas almas dañas,
y fundas en traiciones tus hazañas!


El gallardo español
Jornada primera - Jornada segunda - Jornada tercera