El gallardo español 3: 26

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 26 de 31
El gallardo español 3 Miguel de Cervantes



D. FERNANDO

Ven, que con ella va la que me lleva
el alma, y me conviene detenellas;
sígueme, que has de hacer por mí otras cosas 2960
que me importan la honra.

GUZMAN

Yo te sigo;
que hasta la aras he de serte amigo.

Entranse. Sale, como que se desembarca,
DON FRANCISCO DE MENDOZA; recíbenle el CONDE
y DON MARTIN, BUITRAGO y otros.

CONDE

Sea vuesa señoría bien venido,
cuanto ha sido el deseo
que de verle estas fuerzas han tenido. 2965

D. FRANCISCO

El cielo, a lo que creo,
en mi mucha tardanza ha sido parte,
porque viese esta tierra más de un Marte;
que de aquestas murallas las rüinas
muestran que aquí hubo brazos 2970
de fuerzas que llegaron a divinas.

BUITRAGO

Rompen por embarazos
imposibles los hartos y valientes,
y esto saben mis brazos y mis dientes.

D. MARTIN

¡Paso, Buitrago!

BUITRAGO

Yo, señor, bien puedo 2975
hablar, pues soy soldado
tal, que a la hambre sola tengo miedo.
Ya el cerco es acabado.

D. MARTIN

No es para aquí, Buitrago, aqueso. ¡Paso!

BUITRAGO

Nadie sabe la hambre que yo paso. 2980

CONDE

Cincuenta y siete asaltos reforzados
dieron los turcos fieros
a estos terrones por el suelo echados.

BUITRAGO

Cincuenta y siete aceros
tajantes respondieron a sus bríos, 2985
todos en peso destos brazos míos.
Corté y tajé más de una turca estambre.


El gallardo español
Jornada primera - Jornada segunda - Jornada tercera