El gran festín

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El gran festín
de Ramón de Campoamor


De un junco desprendido a una corriente
      un gusano cayó,
y una trucha, saltando de repente,
      voraz se lo tragó.
Un martín-pescador cogió a la trucha
      con carnívoro afán;
y al pájaro después, tras fiera lucha,
      lo apresó un gavilán.
Vengando esta cruel carnicería,
      un  diestro cazador
dio un tiro al gavilán que se comía 
      al martín-pescador.
Pero,¡ay!, al cazador desventurado 
      que al gavilán hirió,
por cazar sin licencia y en vedado,
      un guarda le mató.
A otros nuevos gusanos dará vida
      del muerto la hediondez,
para volver, la rueda concluida,
      a empezar otra vez.
¿Y el amor? ¿Y la dicha? Los nacidos
      ¿no han de tener más fin
que el de ser comedores y comidos 
      del Universo en el atroz festín?...