El indulto general: 020

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 020 de 131
El indulto general Pedro Calderón de la Barca


ABEL:

De mis ganados, señor,
iré a escoger el cordero
que en ellos dé más sin mancha
su cándido vellón terso
para ofrecérselo a Dios
en sacrificio, creyendo
que símbolo, desde ahora,
de algún alto sacramento
a ser venga.

CAÍN:

Si a eso va,
también yo en trigo te ofrezco
darle, señor, de mis mieses
algunas; pero las menos
granadas, que no he de darle,
costándome al sol y al hielo
afanes de todo el año
a su destemplanza expuesto,
lo mejor, cuando lo habré
menester para mí mesmo.