El indulto general: 045

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 045 de 131
El indulto general Pedro Calderón de la Barca


MUNDO:

No sé, no sé; porque sólo
sé que su dulce concento
suena en el aire, y que yo,
en mis ámbitos, no tengo
al dueño que las pronuncia.

CULPA:

Pues, ¿quién puede ser su dueño,
que ni la Culpa ni el Mundo
le conocen?

MUNDO:

Más atentos
oigamos, por si otra vez
se repiten y podemos
algo entender.

DIMAS:

¿Has oído
jamás más dulces acentos?