El jardín de Falerina: 005

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 005 de 154
El jardín de Falerina Jornada I Pedro Calderón de la Barca


MARFISA:

...en ti, bello prodigio, hallar previene
la paz de sus sentidos.

FALERINA:

Para nadie piadosos mis oídos,
galán joven, hermosa dama, fueron
de cuantos deste escollo trascendieron
piélagos y montañas,
al duro corazón de sus entrañas,
donde de amor la amenazada ira,
quizá más que mi estudio, me retira...
Pero esto no es de aquí, y así prosigo.
Para nadie, otra vez y otras mil digo,
mis oídos piadosos se mostraron
de cuantos en mi busca penetraron
estos peñascos, más que para aquellos
(o remediallos sea, o no temellos)
cuyos estragos han de amor nacido;
y pues mis sañas solo a este partido
se dan, sepa quién sois, que daros quiero
mi favor. ¿Qué esperáis?


<<<
>>>