El jardín de Falerina: 046

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 046 de 154
El jardín de Falerina Jornada I Pedro Calderón de la Barca


FALERINA:

Dígalo el infausto sueño
en que vi un gallardo joven
que ensangrentaba en mi pecho
el dorado arpón de aguda
flecha, y escapaba huyendo,
tras quien yo, despavorida,
intenté correr, a tiempo
que a las temerosas voces
de mi mal cobrado aliento,
en los brazos de mi padre
despierta me hallé, que oyendo
la aprehensión del sueño, dijo:
«¡Nunca ese galán mancebo
llegues a ver, plegue al hado!
Pues ese día los ceños
conjurarás contra ti,
del amor y de los celos
en que solo, ¡desdichada!,
te amenazan los soberbios
hados en la esclavitud
de su más tirano imperio.


<<<
>>>