El jardín de Falerina: 119

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 119 de 154
El jardín de Falerina Jornada II Pedro Calderón de la Barca


ZULEMILLA:

¿Y si él se contentar
con novecintos?

JAQUES:

Y si,
aunque a otros león parezca,
soy puerco, y aún respira,
¿cómo he de defenderle?

FALERINA:

No temáis, porque aquí
lo formidable basta;
y para resistir,
si alguien se atreve a entrar,
el que pueda salir
continuamente el eco
que aduerme, repetid
vosotros, mientras yo
siembro todo el confín
de venenosas yerbas,
que al pisarlas, herir
puedan la planta a cuantos
entrar osen aquí.


El jardín de Falerina de Calderón

Elenco - Acto I - Acto II