El laberinto de Creta(Lope): 004

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 004 de 123
El laberinto de Creta(Lope) Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


MINOS:

  Mas si mil siglos dilata
los rayos de su tesoro,
ya en el vellocino de oro,
ya en las escamas de plata,
  no era posible gozar
la venganza y la ocasión
menos que con la traición
que nos dió puerta y lugar.
  Mató Cila, patricida,
al Rey, su padre, por mí,
a quien la palabra di
indigna de ser cumplida.
  Entregarme la ciudad
lo prometió, y lo cumplió;
pero no pensaba yo
que fuera con tal crueldad.
  Ni amor es justo que mande
llegue tal mujer a Creta;
que puesto que amor sujeta
no para crueldad tan grande.
  La ciudad entrado habemos,
y aunque la puerta me ha dado,
yo quedo desobligado,
porque los reyes queremos
  de la victoria, el valor,
por traidor o por leal,
pero es cosa natural
aborrecer al traidor.


<<<
>>>