El laberinto de Creta(Lope): 022

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 022 de 123
El laberinto de Creta(Lope) Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


FINEO:

  ¿No fuera más acertado
que este Minos, o cominos,
matara este monstruo airado,
que no por tales caminos
dar a la fama cuidado?
  ¿Está loco?

ALBANTE:

Puede ser.

FINEO:

Hará bien, pues su mujer
ha dado en esta flaqueza;
de aquel toro, en la cabeza
las armas ha de tener.
  Y desde hoy queda sabido
que por este blanco toro,
el desdichado marido
a quien se pierde el decoro,
queda en toro convertido.
(Vanse, y entran ORANTEO, príncipe de Lesbos, y ARIADNA.)

ARIADNA:

  No puedo significar
mi pena con más rigor.

ORANTEO:

Yo no me quejo de amor,
que amor no puede agraviar;
de mí me debo quejar,
no por el alto sujeto,
mas porque no fui discreto
en amar tan confiado,
causa que nunca ha dejado
de producir tal efeto.


El laberinto de Creta(Lope) de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III