El laberinto de Creta(Lope): 024

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 024 de 123
El laberinto de Creta(Lope) Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


ORANTEO:

  ¡Hermosa Ariadna mía,
como el alba pura, hermosa,
centro del alma dichosa
que por su cielo os tenía!
Ya se acabó mi alegría
y comenzó mi tristeza;
que puesto que mi firmeza
vuestros agravios resista,
¿quien vivirá sin la vista
de vuestra rara belleza?
  Estoy tan agradecido
de ver vuestro sentimiento,
que ha crecido mi tormento
y mi obligación crecido;
menos hubiera sentido
en verme en tan triste estado
siendo de vos olvidado.

ARIADNA:

Luego ¿pésaos de tener
este amor que me deber?


<<<
>>>