El laberinto de Creta(Lope): 045

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 045 de 123
El laberinto de Creta(Lope) Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


ALCAIDE:

Mandólo el Rey de esta suerte,
mientras que le dan la muerte.

ARIADNA:

Vete.

FINEO:

Ya vienen a hablarte.

ARIADNA:

  ¿Eres tú el Duque?

TESEO:

Yo soy,
ángel, el duque Teseo;
ya no preso, pues ya veo
que en diverso cielo estoy.
  Ya estoy libre, aunque cautivo
de vuestra rara belleza;
que en noche de tal tristeza,
no menos gloria recibo.
  ¿Por dónde, hermosa Ariadna,
entró sol tan verdadero,
sin que llegasen primero
las nuevas de la mañana?
  Ya no es posible que pueda
venir la muerte importuna,
ni moverse la fortuna
si vos le tenéis la rueda.
  Y vos, Fedra celestial,
que acompañáis su hermosura,
y que esta cárcel obscura
hacéis balcón oriental,
  ¿cómo entenderéis aquí
que os doy agradecimiento
justo, pues el mal que siento
pensaréis que habla por mí?
  Los dioses, tan venturosas
os hagan, como merece
vuestra piedad.


El laberinto de Creta(Lope) de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III