El laberinto del amor: 002

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Jornada I
Pág. 002 de 107
El laberinto del amor Jornada I Miguel de Cervantes


 
Salen dos ciudadanos de Novara,
y el DUQUE ANASTASIO en hábito de labrador.

  
ANASTASIO Señores, ¿es verdad lo que se suena;

que apenas treinta millas de Novara
está Manfredo, duque de Rosena?

   

CIUDADANO 1 Si esa verdad queréis saber más clara,

aquí un embajador del duque viene, 5
que bien la nueva y su llegada aclara.
    En Roso y sus jardines se entretiene,
hasta que nuestro duque le dé aviso
para venir al tiempo que conviene.


ANASTASIO ¿Y es Manfredo galán?



[CIUDADANO] 2 Es un Narciso, 10

según que sus retratos dan la muestra,
y aun le va bien de discreción y aviso.


ANASTASIO ¿Y Rosamira, la duquesa vuestra,

pone de voluntad el yugo al cuello?


[CIUDADANO] 1 Nunca al querer del padre fue siniestra; 15

    cuanto más, que se vee que gana en ello,
siendo el duque quien es.


ANASTASIO Así parece;

aunque, con todo, algunos dudan dello:


[CIUDADANO] 2 Del duque es esta guarda que se ofrece,

y aquí el embajador vendrá, sin duda. 20


[CIUDADANO] 1 Mucho le honra el duque.



[CIUDADANO] 2 Él lo merece.


<<<
>>>