El laberinto del amor: 014

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Jornada I
Pág. 014 de 107
El laberinto del amor Jornada I Miguel de Cervantes


PORCIA Entrambos nos vestiremos. 365


JULIA Témome que está en Novara

mi hermano.

PORCIA ¡Pluguiese al cielo!


JULIA Pues a fe que lo recelo;

mas, sin duda, es cosa clara
    que él de Rosamira está 370
en estremo enamorado
y sírvela disfrazado.

PORCIA Eso importa poco ya;

    que, en llegando el de Rosena,
Celia se casa con él. 375
Podrá tu hermano fïel
morir, o dejar su pena.

JULIA ¡Qué corta es nuestra ventura!

Tú enamorada de quien
tiene a otra por su bien; 380
yo, de quien mi mal procura,
    de quien se casa mañana.
Y la fortuna molesta
nos lleva a morir la fiesta
de nuestra muerte temprana. 385
    ¡Qué de imposibles se oponen
a nuestros buenos deseos!
¡Qué miedos, qué devaneos
nuestra intención descomponen!
    ¡Ay Rutilio, y cuán en vano 390
ha de ser nuestra venida!

PORCIA Mientras esté con la vida,

pienso que en ventura gano.
    Confía y no desesperes,
que puesto en plática está 395
que el diablo no acabará
lo que no acaban mujeres.


El laberinto del amor de Miguel de Cervantes

Personas - Jornada I - Jornada II - Jornada III