El laberinto del amor: 016

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Jornada I
Pág. 016 de 107
El laberinto del amor Jornada I Miguel de Cervantes


[CAZADOR] 2 Pues de dos me dijeron dos villanos.



MANFREDO Dése a Rezo la vuelta;

que, aunque no es tarde, va creciendo el viento, 425
y aquella nube suelta
señala injuria de turbión violento.
¡Oh, qué bellos zagales!
Mancebos, ¿sois de Rezo naturales?


JULIA En Pavía nacimos. 430



MANFREDO Pues, ¿dónde vais agora?



JULIA Hacia Novara,

no más de porque oímos
que el duque Federico allí prepara
una fiesta que admira,
porque casa a su hija Rosamira 435
    con un señor llamado
Manfredo, que es gran duque de Rosena.


MANFREDO Verdad os han contado.



PORCIA Pues a la fama que será tan buena

la fiesta y boda vamos, 440
y a nuestro padre en cólera dejamos.


MANFREDO ¿Y adónde queda el ganado?



PORCIA Imagino que perdido.



MANFREDO ¡Mucho atrevimiento ha sido!



JULIA A más obliga un cuidado. 445



MANFREDO ¿Úsanse aquestos pellicos

ahora entre los pastores?


PORCIA También muestran sus primores

los villanos, si son ricos.


MANFREDO ¿Y lleváis bien que gastar? 450



JULIA Un tesoro de paciencia.


El laberinto del amor de Miguel de Cervantes

Personas - Jornada I - Jornada II - Jornada III