El laberinto del amor: 032

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Jornada I
Pág. 032 de 107
El laberinto del amor Jornada I Miguel de Cervantes


 
(Entran los dos ciudadanos que entraron al principio.)

  
CIUDADANO 1 Por mil conjeturas hallo

que ella habrá de peligrar.


[CIUDADANO] 2 En fin: que no se disculpa.



[CIUDADANO] 1 ¡Ésa es una cosa estraña! 895



[CIUDADANO] 2 El pensamiento me engaña,

o ella no tiene culpa.


MANFREDO Mis señores, ¿qué se suena

del caso de la duquesa?


[CIUDADANO] 1 Que se está todavía presa, 900

y el silencio la condena.


MANFREDO ¿Quién la acusa?



[CIUDADANO] 2 Dagoberto.



MANFREDO ¿Da testigos?



[CIUDADANO] 2 Ni aun indicio.



MANFREDO Cierto que no es ése oficio

de caballero.


[CIUDADANO] 1 No, cierto. 905



MANFREDO ¿Y su padre?



[CIUDADANO] 1 ¿Qué ha de hacer?

Sólo ha hecho pregonar
que a quien la acierte a librar
se la dará por mujer,
    como sea caballero 910
el que se oponga a la empresa.


MANFREDO ¿Y que calla la duquesa?



[CIUDADANO] 2 Como si fuese un madero.



MANFREDO ¿Y del duque que se suena

que había de ser su esposo? 915


El laberinto del amor de Miguel de Cervantes

Personas - Jornada I - Jornada II - Jornada III