El laberinto del amor: 037

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Jornada II
Pág. 037 de 107
El laberinto del amor Jornada II Miguel de Cervantes


ANASTASIO Ya entiendo tus argumentos, 25

y con ellos me das pena.
Haga el Cielo lo que ordena;
yo honraré mis pensamientos.

 
(Entran JULIA y PORCIA.)

  

CORNELIO Los estudiantes son estos

de quien los otros burlaron. 30


ANASTASIO Sus burlas, ¿en qué pararon?



CORNELIO Eran algo descompuestos.

    Forastero me parece
en cierto modo su traje;
eso veré en su lenguaje, 35
si el hablallos se me ofrece.


PORCIA Camilo, no te descuides

en mostrar en dicho y hecho
que eres varón, a despecho
de cuantos cuidados cuides. 40
    Deja melindres aparte,
da a las ternezas de mano,
y mira que está en tu mano
el perderte o el ganarte.
    Mira que amor te ha traído, 45
por un nunca visto enredo
a ser paje de Manfredo,
y paje favorecido:
    que es principio que asegura
buen fin a tu pretensión. 50


JULIA Tienes, Rutilio, razón;

mas no tengo yo ventura,
    pues, cuando más me acomodo
a hacer lo que me ordenas,
embebecida en mis penas, 55
se me olvida a veces todo.
    Mas, ¡ay de mí, desdichada,
que éste es el duque, mi hermano!


El laberinto del amor de Miguel de Cervantes

Personas - Jornada I - Jornada II - Jornada III